Tel: (442) 2483835 /

Tips

Regresar


BAJO PODER CUBRIENTE

La pintura aplicada no logra cubrir el color de la pintura anterior o el de la superficie nueva.

Causas:

No aplicar suficiente pintura. Hacer un cambio severo de color. Pintar con el rodillo o la brocha incorrectas. No sellar o hacerlo incorrectamente. Usar amarillo o colores muy limpios y claros sin poder cubriente. Adelgazar demasiado la pintura.

Solución:

Usualmente ayuda aplicar otra mano de pintura para cubrir el color anterior. Fondea cuando la superficie a pintar sea muy oscura y pretendas aplicar un color muy claro. Aplica la cantidad apropiada de pintura usando brochas y rodillos recomendados. Usa las técnicas recomendadas. Cambia al color elegido.

Primarios y acabados:

El uso de primario o sellador es esencial para una mejor adherencia, brillo uniforme, control de moho y durabilidad. Selecciona la mejor calidad de pintura para interiores en el color y grado de brillo de tu elección.